Alza de precios: ¿Cómo ahorrar el gas doméstico?

De acuerdo al Organismo Peruano de Consumidores y Usuarios (Opecu), las empresas Pluspetrol, Petroperú, Solgas, Limagas y Zeta Gas elevaron el precio del GLP envasado en S/ 0.12 por kilo, impacto que han sentido las familias peruanas a nivel nacional.

“En este contexto, el valor de venta del balón gas ha alcanzado -o incluso superado- los 50 soles y esto ha preocupado mucho a los peruanos y peruanas que a diario buscan la manera de mantener su economía. Recordemos que la pandemia ha dejado a muchas familias en baja económica y, el alza de precios, no ayuda a superarla”, señaló el Mgtr. Alberto Vizcarra Quiñonez, coordinador de la escuela de Contabilidad del campus San Juan de Lurigancho, quién nos brinda algunos consejos básicos que podemos utilizar para ahorrar este importante recurso.

  1. El mantenimiento interno de la cocina es muy importante. Se debe hacer de manera periódica y, en caso ésta tenga más de 10 años de uso, se aconseja cambiarla por un producto nuevo.

Muchas familias compran la cocina y el mantenimiento o limpieza solo lo realizan en la parte externa, muy pocas lo hacen de manera interna como en la manguera, la válvula que se conecta al balón de gas, las hornillas que a veces se llenan de grasa y eso impide el buen funcionamiento para que el gas salga con la calidad y la fuerza con la que debería salir; entonces, al tener esa dificultad los alimentos se demoran más en cocinar y el consumo del gas será más prolongado.

  1. Hervir el agua y mantenerla en un termo. Otra de las recomendaciones para ahorrar el gas es hervir el agua en la cocina y guardarla en un termo para mantenerla caliente durante el día.

Muchos tenemos la costumbre de hervir el agua para cada momento, cuando vamos a tomar desayuno, para el almuerzo y/o para el lonche, entonces una manera de poder ahorrar, es comprar un termo para almacenar el agua caliente y no hacer uso del gas para hervir el agua a cada momento”.

  1. Otro consejo es remojar las menestras un día antes para que así al día siguiente su cocción sea mucho más rápida y eso permite también que el gas se consuma lo menos posible.
  2. No usar el horno de manera continua. Debemos tener en cuenta que el horno de la cocina consume mayor cantidad de gas. Antes, por efecto de la pandemia, muchas personas usaban el horno para hacer postres como una manera de entretenerse.

Finalmente, el experto señaló que independientemente del alza de precios, estas prácticas deben volverse parte de la rutina para incentivar la cultura del ahorro en las familias.

“Es muy importante que las familias tengan una cultura de ahorro y que los más pequeños aprendan estás prácticas, que por muy pequeñas que parezcan, ayudan a enfrentar situaciones como la que estamos viviendo actualmente”, finalizó.

¿Qué opinas?