Congreso busca desaparecer a Perupetro

La bancada de Perú Libre ha presentado un proyecto de ley para entregar a Petroperú todos los lotes petroleros del territorio al término de su concesión. Con ello, y citando el documento presentado por la legisladora Elizabeth Medina, “pierde su naturaleza la existencia de Perupetro”.

Perupetro es la empresa estatal de derecho privado -sociedad anónima de acuerdo a ley, cuyo capital pertenece totalmente al Estado- que, en representación del Estado peruano, se encarga de promocionar, negociar, suscribir y supervisar contratos para la exploración y explotación de hidrocarburos en el país. Está a su cargo, por ejemplo, intermediar ante el Consorcio Camisea, liderado por Pluspetrol, para buscar mejores condiciones de distribución y venta del gas para todas las regiones.

Petroperú, por su parte, es una empresa del Estado organizada como sociedad anónima bajo el mismo tratamiento legal de una empresa privada. Es autosostenible y no recibe fondos del presupuesto nacional ni del erario, sino que genera sus propios recursos a través de sus inversiones y proyectos. Para que Petroperú pueda explotar un pozo, tiene que recibir la autorización de Perupetro.

El proyecto de ley N° 1905/2021-CR de Perú Libre, con las rúbricas de los congresistas Alex Paredes, Américo Gonza, Silvana Robles, Wilson Quispe, Flavio Cruz y Margot Palacios, plantea que, mediante “negociación directa”, Perupetro conceda todos los lotes petroleros ubicados en el territorio nacional a Petroperú, para que pueda explorarlos y explotarlos al vencimiento en sus fechas de los contratos actuales en vigencia.

Ya estando los lotes bajo la administración de Petroperú, y terminado su proceso de retorno a favor del Estado peruano, Perupetro “pierde su naturaleza de existencia” y se procede a su “desactivación”. No obstante, la autógrafa reconoce funciones, objetivos y responsabilidades distintas entre ambas empresas estatales, pues plantea también que Petroperú deberá crear una “unidad orgánica responsable especializada” para absorber el legajo de su predecesora.