El mayor número de niños infectados resultan ser asintomáticos.

El caso de personas positivas por COVID-19 en el Perú ha ido en aumento en las últimas semanas y ha ocasionado que nuestro país entre a una tercera ola de pandemia, como ya lo ha anunciado el Ministerio de Salud.

Esta situación ha provocado que el número de niños infectados se incremente, debido al nivel de contagio de la nueva variante Ómicron y, por supuesto, a raíz de que aún no se ha iniciado la vacunación para menores de 12 años en nuestro país. Una situación que viene preocupando a los padres de familia.

“Generalmente la infección por Covid-19, en niños, tiende a ser asintomática. En la mayoría de los casos, no se presentan síntomas graves; sin embargo, de tratarse de un menor que presente alguna morbilidad, el cuadro podría agravarse”, señaló la Dra. Ana Chian García, especialista en medicina integral de la Universidad César Vallejo (UCV), quién detalla algunos de los síntomas más frecuentes en menores de edad; y por qué es importante que sean monitoreados por los padres:

  1. Fiebres altas durante 3 días: Este es uno de los síntomas más frecuentes del Covid-19. En el caso de los niños, las fiebres altas (38º-39º) suelen presentarse durante tres días seguidos, junto con dolor de cabeza, cansancio, sueño y, en algunos casos, falta de apetito.
  2. Tos y dolor de garganta: Es otro de los síntomas que suelen presentarse. A veces suele confundirse con la tos por algún otro proceso viral; por ello se recomienda que en el caso de niños pequeños identifiquen si este síntoma viene acompañado de otro.
  3. Rinorrea o congestión nasal: También suele confundirse con otros procesos virales. Lo recomendable es que si se nota este síntoma en alguno de nuestros niños, el núcleo familiar se aísle de manera voluntaria hasta confirmar si se trata de covid-19 u otra infección.
  4. Diarrea: También suele presentarse durante los primeros días de la infección. En algunos casos viene acompañada de fiebre.
  5. Vómitos: Si alguno de nuestros hijos o hijas presenta vómitos es mejor acudir a un centro de salud o consultar con su médico pediatra.

“Es importante tener en cuenta que estas manifestaciones clínicas en niños, muchas veces pueden ser atendidas en casa sin complicaciones. Sin embargo, si los síntomas persisten por más de 3-4 días es preferible buscar atención médica para su pronta evaluación”, resaltó la especialista.